“Huyendo de mí” de Salvador Navarro

La crisis de los cuarenta no es un momento de pausa para Leo, es más bien un tiempo agitado en el que todas las facetas de su vida –personal, familiar y laboral- se ponen patas arriba en una sacudida que se inicia introspectiva y poco a poco deriva en un relato plagado de intriga. Una narración muy bien estructurada con personajes sólidos que evolucionan y ganan profundidad a medida que se desarrolla esta historia que entretiene y engancha a partes iguales.

HuyendoDeMi.jpg

Me acerqué a Huyendo de mí como si de una cita a ciegas se tratara. Sin conocer a su autor ni saber qué decía la sinopsis de su contraportada. Con apenas unas páginas leídas Leo me tenía ya de su lado, había captado mi curiosidad y quería saber quién era, cómo pensaba y cómo iba a hacer frente a los acontecimientos que estaban sucediendo tanto en su casa como en su trabajo y en su vida social. La confluencia de una relación de pareja estancada tras más de una década de matrimonio, los problemas financieros del estudio de arquitectura del que es cofundador y copropietario y la reaparición de Virginia, su primer gran amor, suponían una combinación explosiva cuya iniciación no tenía marcha atrás.

El preciso estilo narrativo de Salvador Navarro, descriptivo más que explicativo, dando tanto o más importancia y espacio a los diálogos de sus protagonistas que a su propia prosa, va conformando un escenario en el que entramos como si se tratara de una proyección cinematográfica. Primeramente nos presenta a un pequeño grupo de hombres y mujeres que habitan en la Sevilla de hace apenas unos años. A continuación nos da a conocer cuál es el vínculo existente entre todos ellos a través de las situaciones en las que coinciden, introduciéndonos de esta manera en su círculo vital. Una vez que comenzamos a ser testigos directos de sus acciones, conversaciones y pensamientos ya no hay marcha atrás. Hemos comenzado a ser parte de su día a día, tanto del cotidiano como del inesperado, y la curiosidad y el deseo de saber no solo no nos permiten alejarnos, sino que hacen que les sigamos de manera proactiva.

Un relato aparentemente costumbrista en el que se produce un inquietante punto de inflexión en el momento en que Leo conoce a Pablo, instante en el que a todo lo conocido hasta entonces, Huyendo de mí le suma una intrigante nueva dimensión argumental. Lo que se había iniciado como un proceso de búsqueda de respuestas personales sobre las ilusiones y motivaciones con las que vivir el presente y construir el futuro, se abre para conformar una historia de suspense alimentada y contaminada por los oscuros equilibrios que sustentaron en París la afectiva y sexual relación triangular entre los ya mencionados Pablo y Virginia, y un misterioso tercero, Víctor.

Sin necesidad de alambicadas argumentaciones, cuanto acontece a lo largo de las poco más de tres semanas que abarca esta historia, se sucede con un ritmo ágil, sin prisa pero sin pausa, constantemente hacia adelante. Salvador deja que los acontecimientos sigan su curso natural, sin interceder en ellos, más que como creador, parece colocarse en el papel de intermediario entre aquellos y nosotros, dejando vivir a sus personajes y a sus lectores disfrutar de ellos.

Anuncios

3 pensamientos en ““Huyendo de mí” de Salvador Navarro

  1. Pingback: Reseña de ‘Huyendo de mí’ en Lucash1976 | Salvador Navarro

  2. Pingback: “El hombre que ya no soy” de Salvador Navarro | lucasfh1976

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s