No me lo puedo creer (diálogos en metro de Madrid VI)

IMG_20140509_143848

EL: ¡Tierra trágame! ¡Cristina! ¡Qué momento! Con la que me enrollé en las fiestas del barrio el año pasado. Luego me pegó un par de toques, pero nunca le devolví la llamada.

ELLA: Ya es mala suerte. Encima de ser lunes me toca sentarme en el metro al lado de este triste. Todavía estoy esperando a que conteste las llamadas que le hice. Si no quería nada conmigo podía haber disimulado un poco. Contestar sin más dejando ver que no. Pero no, él no pudo hacer ese esfuerzo. ¡O no haberse liado conmigo! Si llego a saber que lo que querías era solo pasar la noche, no te hubiera hecho ningún caso, eso lo tengo bien claro.

EL: Menos mal que me ha pillado ahora que voy camino del curro y no yendo a algún lado con Laura. Si se entera ella que mientras ella estaba en la playa con sus padres, yo acababa el día del Carmen con esta,…, no quiero ni pensarlo, sudores me dan. Pero bueno, pasó aquel día y ya está. Sucedió entonces y no volverá a ocurrir. De verdad, prometido.

ELLA: Menuda lengua que tienes, que me hiciste creer que te gustaba de verdad. Que si ya me mirabas cuando íbamos al instituto, que qué bien volver a encontrarme después de tanto tiempo, que si te invito a un mini,…, a dos,… a tres. Yo borracha, y tú un listo.

EL: Eso sí, con lo monjita que pareces, ¡lo que te gusta beber, tía! ¡Y cómo te desatas! Quién lo diría.

ELLA: Me dijiste que no tenías novia. Seguro que era mentira. Si no hubieras estado con nadie seguro que me hubieras dicho de volver a quedar, aunque solo fuera por echar otro polvo, los tíos sois así.

EL: No estuvo mal, tampoco es que fuera nada del otro mundo, yo también había bebido de más, así que seguro que fue bastante más desastre de lo que recuerdo.

ELLA: Pensándolo ahora, dijiste adiós porque me desperté cuando te estabas vistiendo. No hubiera estado mal que al abrir el ojo ya te hubieras largado, así habría pensado que todo había sido un sueño producto de la cogorza.

EL: O quizás sí estuvo bien. Supongo que fue por eso por lo que luego me llamaste,…, y varias veces.

ELLA: La próxima vez tengo que ser más fría. Nada de pedir yo el teléfono, o me lo dan o paso. Si hiciera más caso de las señales me evitaba luego tener que estar pendiente de un tipo como este.

EL: Cagaíto de miedo que estuve unos días, pensando en que iba a sonar el móvil cuando estuviera con Laura y a ver cómo le decía yo quién me estaba llamando, que no se le escapa ni una. Bueno, lo de aquel día sí, afortunadamente no se enteró. O bueno, no se ha enterado hasta ahora.

ELLA: ¡Si hasta pagué yo los minis! Un poco más y le doy las gracias por los servicios prestados. Me pongo mala solo de recordarlo.

EL: Me tenía que haber fijado al entrar en el vagón, he visto el asiento vacío, me he tirado a por él y… ahora a aguantar. Debe ser un castigo divino que yo trabaje justo al final de la línea. A ver si se baja ella ya.

ELLA: Estoy por seguirle allí donde vaya, por acojonarle un poco. Que se crea que soy una loca psicópata que se quedó pillada por él y que ahora se lo va a hacer pagar. A dos pasos de él, notando cómo acelera el ritmo, poniéndole nervioso. Que sude, que sude como cobarde lo que no afrontó como valiente. No es que quiera vengarme, pero así me divierto un poco. Ya iré luego a la Casa del Libro y a dar una vuelta por el centro. Así también tengo algo que contarle a mis amigas en el café de esta tarde.

EL: Como en dos paradas hay posibilidad de trasbordo, si ella no se baja, lo hago yo ahí y me paso a otro vagón.

ELLA: Porque me falta valor, que si no, me ponía a hablarle aquí ahora. Espera, que ya sé lo que voy a hacer. Voy a ver si todavía tengo su número en el móvil.

(….)

EL: Hola, ¿qué tal te va? No te asustes… Este número no lo tengo yo en la memoria, ¿quién será?… ¡Coño! ¿Cristina? ¿Tú? ¿Me has enviado este mensaje tú?

ELLA: Debe estar flipando. Y yo estoy empezando a divertirme. Pero solo un poquito, tampoco me voy a pasar.

EL: Ahora mismo me bajo. Espero que se abran las puertas y cuando parezca que se vayan a cerrar… tres, dos, uno, ¡saliendo!

ELLA: ¡Coño, que se va! ¡Y yo detrás de él! ¡Comienza el show!

(Fotografía tomada en Madrid el 9 de mayo de 2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s